sábado, 9 de febrero de 2013

Fnac y el cheque regalo.

 
 
 
 
Consejo útil, si tiene la idea de comprar un CD para regalarlo no vaya a la Fnac, ¡No lo haga, no cometa ese craso error, porque esa decisión le seguirá como lapidario estigma por los siglos de los siglos!

Quizás parezca demasiado exagerada  esta advertencia, pero allí es imposible devolver o cambiar un CD por otro, solo por el simple hecho de haber rasgado la envoltura de plástico que lo cubre,  la explicación a esta decisión es para evitar la piratería. Esta fue la respuesta que me dieron, así de claro. Es bastante ofensivo que en plena cara te estén diciendo que eres una/un  posible pirata musical, que compra discos,  los copia y después pretende devolver.

Ni  con el cheque regalo, se  puede escapar  a esa directriz, y la solución dada es, que la persona a la que se le regaló el CD vaya a la Fnac con su disco, sin haberle quitado la envoltura de plástico, y  lo escuche (a tropezones) mediante los dispositivos que tienen allí y decida si es de su gusto el CD.

Ya no es posible disfrutar de un regalo musical, primero debes ir  (sin olvidar los días que tienes para cambiar esa compra), enchufarte los audífonos mugrientos del Fnac, teniendo mucho cuidado de mantener incólume ese envoltorio.

Lo dicho, regale música a la carta, averigüe bien y a fondo que discos posee la persona a la que ha pensado hacerle un regalo, haga un detallado inventario de sus CD´s,  realice una encuesta solapada de sus gustos más actuales, consulte al oráculo y encomiendese  a cualquier dios que tenga a mano, para que ese regalo no traiga consigo una espinosa solución.

 
 

No hay comentarios: