lunes, 20 de agosto de 2012

De morteros y mecenas.

Hace casi un año asistí a una exposición de Antoni Tàpies en el MACA, en Alicante. Conocía mas de ese artista por ser nombrado que por su obra. A veces me pregunto cúal será mi grado de ignorancia cuando rodeada de personas escucho alabanzas y sonidos guturales de comprensión ante una exposición. Ese dia mi turbación llegó a máximos inimaginables,intentando encontrar una respuesta,ver excelencia donde yo veía improvisación y mucho gasto en áridos, repetición de símbolos que otros explicaban como profundas historias.. Sigo pensando que detrás de muchas famas se esconden intenciones de quienes no saben nada de Arte.

No hay comentarios: