viernes, 11 de marzo de 2011

Tú y solo tú

Me dices, que si siempre me voy: ¿ Como puedo querer quedarme contigo?.
No todo es absoluto, amor mio.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Tú siempre te vas, aunque nada sea absoluto. Yo nunca quiero quedarme, aunque "nunca","nadie","nada","siempre"... sean absolutistas palabras que sólo intervienen con belleza de verdad en la poesía; fuera de ella... carecen casi por completo de sentido.
Mi verdad tampoco es absoluta. Y mi deseo de quedarme quieta por un tiempo sólo es eso, un deseo. Mi objetivo, sin embargo, es otro, algo más firme, menos efímero (aún cuando también... perecedero), mi objetivo es no dejar que ninguna tierra, ningunos brazos... puedan hacer perderme de nuevo.
Por eso... en primer lugar yo, en segundo lugar yo, y en tercer lugar... yo y solamente yo. únicamente de esta forma puede entrar, de vez en cuando, alguien. Comprobado.
Pero como digo, creo que no existen las verdades absolutas. Así es la vida, variada y sorprendente.

(Pafermi) dijo...

Que te quieras tanto es un derecho muy valioso, para seguir adelante.
Y la vida además de sorprendente, a veces es muy dadivosa.

Anónimo dijo...

Si quererme lo suficiente sirviera para seguir entera... no andaría tan a menudo poniéndome a salvo.
Tras de mí, ciertamente, hay una ventana abierta al mar inmensurable (aunque a veces no me dé cuenta); y en esa infinitud... se pierde a menudo mi amor sin límites, mi vida sin barreras protectoras.
Quererme... me quiero (eso creo, y en ocasiones flaqueo, claro). Sólo me hace falta (como si esto fuera poco!)... quererme bien. Y tener mucho, mucho cuidado.
Es la exigencia que me supone la consciencia de mi madurez. Me tiré antaño tantas veces a una mar revuelta... de cualquier manera!!!
Salí a flote todas esas veces.
Ahora sé que no quiero volver a hundirme,a chapotear entre remolinos, a luchar contra los elementos...

(Pafermi) dijo...

Es dificil prometer, además ¿por qué prometer?, si no somos dioses con el poder de vislumbrar el porvenir, de cambiarlo a nuestro antojo, de detener mareas, de rehacer lo existente...
Yo solo me limito a quererte sin medida, sin compromiso alguno. Dejando que el tiempo decante tus miedos, esperando desde mi sitio de verde montaña, que tu mirada y tus palabras sean en su esencia, una caricia para mí.

Anónimo dijo...

Hoy no estoy muy inspirada.
Me atrevería a decir que tengo la vida que quiero, la gente que quiero, los relatos que quiero, los recuerdos que quiero... Y ¿sabes una cosa? a veces olvido la niña sencilla que llevo dentro (hoy me la rememoró una amiga), la inocencia de los pocos años vividos, la virginidad de un pensamiento infantil, la mar del levante en los veranos, los castillos de arena en la orilla, el flotador de pez rojo, las rodillas de mi madre... sobre las que me sentaba... Y esa chapa colgada al cuello, todos los hermanos, con la dirección de nuestro apartamento escrita en ella por si acaso nos perdíamos.
Hoy pregunté por la vida simple y esta amiga me llevó a mi niña, me dijo que aún la llevo dentro. Y la sentí; sólo un poco... pero la siento.
Que los años que vivimos no nos borren de la memoria estos recuerdos. Es mi deseo para todos los seres que quieren ser felices.

(Pafermi) dijo...

Mientras aquí están atascados con el cálculo de las nóminas, el prorrateo y demás burocratismos que nos atan,(demás está decir que esta clase es una tortura), me escapo hasta tu comentario lleno de recuerdos y deseos.
Estoy de acuerdo con tu amiga, aunque a veces lo dudes, llevas esa niña muy dentro...¡por suerte!
Y perdóname que sea tan breve, pero esquivar la mirada de la profesora, minimizar este comentario y escribirte que te echo mucho de menos, es ya toda una odisea.

Anónimo dijo...

Como cuando hacíamos travesuras en el cole. Paseando nuestra desobediencia con más o menos sigilo en medio de una seriedad que no nos convence.
Hoy confesé un delito, ninguna ingenua trastada, algo de más contundencia. Y ya no tengo edad para que la consecuencia de copiar cien veces "no volveré a hacerlo más" surta efecto en mí. Y no me siento mal.
Me he sentido peor cuando una amiga del alma me ha dicho que su pronóstico en tratamiento con quimio es de dos años. Eso sí es una trastada de la vida... de las que hacen pupa.
Guardo en mi memoria mis bellos recuerdos con ella, de adolescentes, y después de adultas. Me quedo con una foto fija con el mar de Campello tras nosotras. Y con el sabor dulce de nuestros ratos de juego.

(Pafermi) dijo...

¡Mas despacio, amor mio, que es mucha información, a esta hora de la mañana!
Eso del delito, me hace pensar en situaciones desagradables, que quisiera no existieran, para nadie. Sería preferible no repetir una frase con visos de ecolalia.
La noticia de tu amiga, muy triste, el recuerdo de Campello, lo vivido y mas enriquecedor.
Me cortan la conexión a internet...
un beso mañanero, muy cálido.

Anónimo dijo...

Busqué el significado de "ecolalia": Repetición de palabras o frases que ha dicho otra persona... a modo de eco. Trastorno del lenguaje y más...
Nada que ver con lo que quise expresar, simplemente busqué un sinónimo para dejar sentir "algo imprudente", más o menos.
Aprovecho para cerrar definitivamente mi comunicación a través de este canal. ¿La razón? No siento necesidad de dar explicaciones.
Nos seguiremos "viendo" en tus lienzos y en mis relatos. Pero en privado.
Un placer mientras duró.

(Pafermi) dijo...

No comment.

(Pafermi) dijo...

No soporto la censura, no borraré nada porque de nada me arrepiento.
Me gusta andar por la cuerda floja, estar en las esquinas mas puntiagudas, me gusta el riesgo, me gustas tú y lo demás no me importa nada.