miércoles, 17 de junio de 2009

Hora de cerrar.

El silencio está aquí. Una historia para desterrar en noches a solas.
Me perdí en la musica ajena, en una palabra oculta, en jugar a no saber donde estaba el juego, en dejar pasar el momento por temor a estar equivocada.
Se fueron los paseos, el mar y el fresco rio, compartir un pedazo de noche,escribir bajo una puerta la sonrisa mas bella.
Se fueron todos los veranos y los inviernos.
Se cierra esa puerta con ruido triste de pasos leves.

2 comentarios:

Angelosa dijo...

Vamos a ver, espero que el titulo del post sea solo un titulo, que no sea una despedida, esta puerta no la puedes cerrar, la puedes dejar entornada por unos días pero nada más. Es triste lo que has escrito y si soy sincera esa puerta con ese cerrojo no me gusta, así que de ahora en adelante fuera cerrojos, vale amiga.
Este abrazo de oso fuerte fuerte es para tí solita.

elazne dijo...

A veces es bueno perderse en músicas ajenas e igualmente es bueno compartir un pedacito de noche donde dejar de lado las angustias para luego escribir lo que te de la gana.
Pero recuerda que cuando se vanv los veranos e inviernos llegan las alegres primaveras.
Me ha encantado pero no me gustan los cerrojos ni los candádos.
Besos...