domingo, 17 de mayo de 2009

"El Sol de Cuautla".






Breve viaje por las Artes Plásticas en Cuba

17 de mayo de 2009

PATRICIA FERNÁNDEZ MIRANDA

Es difícil resumir en una breve crónica toda la riqueza plástica de mi país, desde sus inicios en las pinturas rupestres de connotaciones religiosas que los aborígenes dejaron en cavernas, hasta las más jóvenes generaciones de artistas inmersos en variadas corrientes, pero con un gran bagaje intelectual adquirido en prestigiosas escuelas de Arte.

Durante siglos y sin pretensiones sociales, en la pintura primó el destino puramente mercantil, el oficio de pintor muchas veces era delegado en artesano. El grabado era fundamentalmente utilizado con fines comerciales, aunque en ocasiones reflejara temas de actualidad.

La existencia de pintores autodidactas era frecuente entre negros y mulatos en los que el acceso a la enseñanza artística no era muy asequible, uno de los más destacados fue José Nicolás de la Escalera y Domínguez que realizó los murales de la iglesia Santa María del Rosario.

Es a partir del siglo XIX que con la inauguración de la Academia de San Alejandro en 1818, se inicia una etapa academicista con claras influencias europeas, el retrato y los paisajes sus principales temas por abordar, pero sin la búsqueda de los grandes maestros, más bien una manera utilitaria y rígida de preservar una imagen. Paralela a esta escuela surgen nuevas ideas en conjunción con el proceso de emancipación de la metrópolis española y un fuerte predominio del romanticismo en los temas paisajísticos recurrentes hasta la entrada del siglo XX, su máximos exponentes Armando García Menocal y Leopoldo Romañach Guillén.

Con la llegada del siglo XX, comienza la apertura de diversas instituciones socioculturales, "la Academia de Artes y Letras" y la "Asociación de Pintores y Escultores Cubanos", el Salón de Bellas Artes se celebra anualmente, buscando un sitio para los artistas del país.

Alrededor de los años 30´s un movimiento de vanguardia, intenta romper con las líneas académicas, es la época de Víctor Manuel, Eduardo Abela, Carlos Enríquez, Fidelio Ponce y algunos más entre los que destaca el mágico por excelencia, Wifredo Lam, máximo exponente de la simbiosis entre lo español y lo africano, "La Jungla" es una exuberante ventana al interior de la isla.

Otro momento de giro fue la década 40-50, una nueva ola de creadores que se abrazan al Abstraccionismo, desde la policromía más caribeña, con las influencias de Norteamérica versionadas y enriquecidas por la paleta más amplia y sensual: Sandú Darié, Pedro de Oraá, entre otros tantos artistas que se apropian de lenguajes, derivando al Expresionismo: Servando Cabrera y Antonia Eiriz.

Intentar nombrar a los más destacados artistas, es una tarea difícil, la creación en Cuba a partir de la segunda mitad del siglo XX, es una explosión de talentos he innovadores caminos. Ya la serigrafía mantenía un sitio importante al aportar color a las ediciones literarias, revistas y carteles publicitarios, esta presencia se hará más fuerte a partir de 1959, con la creación del Instituto de Cine Cubano ICAIC, importantes creadores dejarán su impronta en este sector del Arte.

La década del 60, fue la etapa de transición que dio paso a los artistas mas renovadores, los de la década del '70, con un nuevo lenguaje y variedad de técnicas, es el tiempo de la fantasía de Roberto Fabelo y Zaida del Río; también está presente Flora Fon y Ever Fonseca, plasmando los mitos cubanos; Manuel Mendive de fuerte influencia por las religiones africanas; la elegancia del fotorrealismo en Flavio Garciandía y Tomás Sánchez. Sin embargo, no es una corriente emancipadora, no hay otra respuesta más que la apropiada, este grupo de artistas se caracteriza por una visión epidémica de la realidad cubana, donde la crítica no existe, es un Arte sin connotaciones dentro de lo políticamente correcto.

Con la llegada de los 80´s empieza una ruptura entre artistas e instituciones gubernamentales y académicas, el Conceptualismo es un fuerte propósito en donde decantar ideas en ocasiones burlando la escondida censura, ya las escuelas de Arte habían dado sus frutos, aportando a los jóvenes valores una buena base técnica he informativa, de parte de ellos quedaba romper con las líneas establecidas y comenzar el camino de la emancipación artística.

Muchos de aquellos jóvenes buscaron otros horizontes, es entonces que comienza la etapa de la pintura cubana desde fuera de Cuba, la mayoría de aquellos vanguardistas inconformes, residen y trabajan en el extranjero, esa ruptura tiene consecuencias de cambio de formas y lenguajes e influencias de otras culturas, pero en los que subyace imperecedera la fuerte presencia del carácter autóctono, es una reivindicativa corriente de continuidad de tradiciones, sin abandonar lo actual y contemporáneo.

Etapa tras etapa se escribe la trasformación. En las Artes Plásticas se encuentra el reflejo más fehaciente de la historia; los artistas, los mejores narradores con sus imágenes.


Publicado hoy 17 de mayo 2009, en el periódico mexicano "El Sol de Cuautla" con tirada impresa y digital.

http://www.oem.com.mx/elsoldecuautla/notas/n1165323.htm

2 comentarios:

elazne dijo...

Una vez más me dejas con la boca abierta como a "gargantua".
El cuadro que has colgado en la entrada me recuerda aunas pinturas "yorubas" que vi en una exposición en tu tierra y me parecieron hermosas, muy hermosas y muy tiernas una mezcla de naif y de impresionismo con toque infantil y sencillo cargado de belleza.
Gracias por enseñarme la cultura de tu pueblo.
Besos...

Catalina dijo...

Es curioso que de un país en donde el arte conocido por su música que ha traspasado todas la fronteras que no pueden traspasar los que no quieren seguir bajo el yugo, sea lo más conocido de Cuba.

En un pais en el que la gente es capaz de hacer una música tan alegre como una expresión y una alegoría de liberación, el arte pictórico sea para mi tan desconocido.

No dudo que será mayoritarimente como lo que nos muestras allí. Color, alegría...

Gracias por contarme la historia y los cambios a medida que avanzan las décadas de tu tierra.

Besos
Cata