miércoles, 4 de marzo de 2009

Paseo con lluvia.

Sin evadir los charcos, bajamos por la calle mas empinada.
El agua se descuelga del cielo.
Apretados los costados.
Tras las ventanas, miradas agudas.
Todo de un gris gélido.
Todo de un rojo y un amarillo reventando el grís.
Es invierno en los trópicos.
Es invierno en otros corazones.
Tu mano es la mas cálida amenaza del deshielo.
En la esquina beben un café triste.
Tropezamos, salpicamos y reimos amor.
Llueve y llueve sin descanso.
Muchos cierran ventanas, otros nunca las abren.
La ciudad está borracha de silencio.
Solo se escuchan nuestras voces.
Y la lluvia que rompe los charcos, donde danzan las luces.


3 comentarios:

Melinda dijo...

Hermoso cuadro y preciosas palabras, visto a sí la lluvia me gusta un poco mas.

Un besote

Angelosa dijo...

Precioso el cuadro y maravilloso el acompañamiento, me encanta la lluvia sobre todo detras de los cristales.

Un abrazo

MAJEDA dijo...

José Juan:
Es una hermosa pintura, no es la unica que he podido ver, hay otras muy hermosas tambien. Gracias