sábado, 10 de mayo de 2008

Roger Waters, perdido en Atarfe.


"The dark side of the moon"  hoy es más que un mítico disco.
Atarfe este pequeño pueblo donde vivo, a partir de las 6 de la tarde, se convirtio en metrópolis.
Por un lado los chiringuitos del  "cante jondo",  muy cerca el estridente chirrido de los teloneros de turno machacando los acordes en espera del músico extraviado.
La noche amenazaba lluvia convertida en realidad. Un paraguas con acento polaco nos aglutinó al comenzar el concierto y mis manos otra vez tocaron la história.
Roger Waters se despide a lo grande en una gira mundial, la cita en España fué aquí, en este pequeñito pueblo convertido en capital por unas horas.
Un dato mas, el Ayuntamiento de Atarfe pagó un millon de euros por este concierto. Una "hazaña" mas del alcalde faraónico. ¡A ver si alguna vez dejamos de estar en la parte oscura de la Luna y despertamos de tanta corrupción de Victor I!

2 comentarios:

Valentín dijo...

Mamá, papá, eres tú?
os echo de menos, recuerdo cuando escuchábamos el dark side o the wall, y nos emocionábamos viendo la peli de Parker con Bob Geldorf, snif
Constestadme si sois vosotros
http://viajesdevalentin.blogspot.com/

pafermi dijo...

¡Valentín, hijo mío, que pena no estés aquí!, eso dijeron un segundo antes de besarse.

Ya estuve por tu blog, seguramente algún día nos encontraremos, en el lugar menos esperado....¿La Plaza Roja?...¿El Cabo Cañaveral?...¿La muralla China?...¿O en el bar de Manuel?.