jueves, 15 de mayo de 2008

Mise en scène

¡Perdóname Melpómene, por utilizar tu imagen!, pero es que lo ocurrido en mi país durante casi cinco décadas, solo puede resumirse con la clásica tragicomedia griegra.
La entrada triunfal en La Habana, los largos discursos de egocéntrica complacencia vaticinando holocaustos, las epopéyicas manifestaciones planificadas al milímetro, las arengas de igualdad mientras el coro repetía cacofonías, la utilizacion de las máscaras de la hipocrecia y la delación, la exaltación de valores inexistentes. Toda una puesta en escena.
Es una pena, Melpómene tanto derroche de energía para el disfrute de un solo espectador.

No hay comentarios: